‘Alcanzando el Futuro’ en Los Ángeles Boys and Girls Club

0

Programas de calidad después de clases, tutoría y programas de asesoramiento asequibles y culturalmente sensibles pueden ser difícil de encontrar en vecindarios de bajos recursos de Los Ángeles.

Para muchos padres y jóvenes que viven en el este, noreste y área metropolitana de Los Ángeles, el Los Ángeles Boys and Girls Club localizado en Lincoln Heights llena los requisitos.

Read this article in English: ‘Reaching for the Future’ at the L.A. Boys and Girls Club

De lunes a viernes, estudiantes de 27 escuelas locales llegan en un autobús del club o caminan al centro donde participan en una variedad de actividades, que van desde jugar a deportes organizados, clases de danza y artes visuales, tutoría académica y actividades de preparación para la universidad, o incluso clases de conducir.

Para algunos, es una oportunidad para ser voluntario para ayudar a otros hasta que sea hora de volver a casa.

Aunque la mayoría de los programas después de la escuela terminan a las 6pm el Boys and Girls Club permanece abierto hasta las 7, reconociendo el esfuerzo que muchos de los padres que trabajan hacen para recoger a sus hijos a tiempo.

Una mayoría de los miembros del club son latinos o asiáticos y de bajos ingresos, según la directora ejecutiva del grupo, Juana Lambert, quien dijo que entre 150 y 200 estudiantes—de edades 5-17—asisten a diario.

Los niños que asisten a LABGC son primordialmente de bajos recursos. (LABGC)

Los niños que asisten a LABGC son primordialmente de bajos recursos. (LABGC)

El club tiene un impresionante historial de éxito, desafiando las probabilidades de que muy a menudo los niños de estos barrios se quedan atrás. Sus estadísticas muestran el 96% de los estudiantes de secundaria que participan en el club se graduaron a tiempo: el 100% de estudiantes de último grado actualmente inscritos en el club han aplicado a una universidad de cuatro años para el otoño de 2016. Alrededor del 90% están involucrados en el deporte y aproximadamente el 83% participan en el programa gratuito de alimentos saludables.

Los estudiantes pagan alrededor de $20 al año para asistir, sin embargo, está muy lejos de lo que en realidad cuestan los programas, dice Lambert. La organización depende de donaciones, subvenciones y recaudación de fondos—como su 3ª gala anual, “Alcanzando el futuro” el 19 de mayo en el Hotel Biltmore en el centro de Los Ángeles—para cubrir el costo de becas y las operaciones del centro.

La gala de este año va a reconocer y honrar a los filántropos locales y líderes cívicos incluyendo a Dr. Pepper Snapple Group, el alguacil del condado de Los Ángeles Jim McDonnell y la familia Sánchez, dueños de Eastern Group Publications, que publica este y otros 5 periódicos locales ybilingües. Todavía se están aceptando donaciones para la subasta en el evento, y los boletos están todavía disponibles a la venta, dijo Lambert.

Nacionalmente hay mas de 4,100 clubs Boys and Girls que sirven a más de 4 millones de niños y jóvenes. Sin embargo, el Los Ángeles Boys and Girls Club solo recibe alrededor de $20,000 al año de la organización nacional, indica Lambert, explicando porque es importante recaudar fondos localmente para cubrir el presupuesto anual del club de alrededor de $1.5 millones.

Invertir en una comunidad con alta necesidad económica, las altas tasas de actividad de la delincuencia y las pandillas, y donde el 57% de los estudiantes abandonan la escuela es muy importante, subrayó Lambert.

“Tratamos de proteger a los niños”, Lambert le dijo a EGP. “Muchos de los niños han crecido aquí. Llegaron a los 6 o 7 años y ahora están en la preparatoria”, dijo.

El Los Ángeles Boys and Girls Club fue establecido en Lincoln Heights en 1950 por la familia Chandler, ex propietarios de Los Angeles Times.

Su misión es inspirar y permitir que todos los niños tengan ayuda para alcanzar “todo su potencial como miembros productivos, interesados y responsables de su comunidad”.

La semana pasada, camino al patio de recreo, Adrían Velásquez de 9 años de edad, le dijo a EGP que él disfruta laboratorio de computación del club y los videojuegos. “He estado aquí durante mucho tiempo y me gusta el lugar”, dijo, refiriéndose a sus dos años asistiendo al club localizado en la Avenida 26.

Entre los servicios más importantes que ofrecen a los estudiantes se encuentran la ayuda con la tarea, tutoría y ayuda para solicitar acceso a la universidad, dijo a EGP la directora de operaciones Carlyn Oropez.

“Actualmente tenemos alrededor de 16 profesionales de desarrollo de estudiantes que ayudan a los niños, pero durante el verano, hay hasta 24”, añadió Lucy Lim, directora del programa de educación. “Hacemos que el aprendizaje sea divertido”, enfatizó.

En el laboratorio de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, Gustavo López, 13, emocionado le contaba a su amiga Arline Luna como había aprendido a construir un robot mediante códigos.

“El laboratorio de STEM es divertido”, le dijo a EGP.

Muy a menudo, son los niños más difíciles quienes terminan apreciando más las actividades relacionadas con STEM, dijo Lambert.

Stephanie Calderón, coordinadora del programa College Bound del sitio, dijo que los estudiantes reciben ayuda para solicitar a la universidad y a la ayuda financiera. El programa también ayuda a estudiantes indocumentados que califican a solicitar para el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) de forma gratuita.

“Preparamos a los estudiantes de principio a fin”, Calderón le dijo a EGP. “Tenemos estudiantes que han sido aceptados en escuelas prestigiosas y otros que ganaron la [muy competitiva]beca Gates Millennium”, dijo con orgullo.

La participación en los programas del club es mucho menos costoso que la mayoría de otros programas después de la escuela, sin embargo, ninguna familia es rechazada por no poder pagar la cuota de inscripción, dijo Lambert.

Nuestro objetivo es ayudar a más niños a mantenerse fuera de problemas, le dijo a EGP, pero agregó que es “una lucha a diario con los problemas económicos y sociales”.

El club también ofrece a los padres oportunidades para ser voluntarios e involucrarse. María Dávila tiene tres niños en el club; el mayor comenzó a asistir ahí cuando tenía seis años y ahora tiene 15 años, dijo.

“Empecé como voluntaria hace unos años”, le dijo a EGP mientras preparaba la merienda del día. “Te comienza a gustar el lugar y después quieres seguir ayudando”, dijo con entusiasmo.

Las donaciones al Los Ángeles Boys and Girls Club apoya a los programas de STEM, las clases de historia y cultura, clases de baile, excursiones a estadio de los Dodgers, clínicas de béisbol, deportes competitivos, clases de natación, ayuda con las tareas, tutoría y mucho más.

Lo más importante, según el club, las donaciones ayudan a descarrilar las consecuencias negativas que muy a menudo están presentes cuando no hay programas para ayudar a estos jóvenes a convertirse en miembros exitosos de la sociedad.

Para obtener más información sobre el Los Ángeles Boys and Girls Club o para comprar boletos a la gala visite: http://www.labgc.org/reachingforthefuture/.

—-

Twitter @jackiereporter

jgarcia@egpnews.com

Posted - Copyright © 2022 Eastern Group Publications, Inc.

Share.
Print This Post Print This Post

Leave A Reply

Comments are intended to further discussion on the article topic. EGPNews reserves the right to not publish, edit or remove comments that contain vulgarities, foul language, personal attacks, racists, sexist, homophobic or other offensive terminology or that contain solicitations, spam, or that threaten harm of any sort. EGPNews will not approve comments that call for or applaud the death, injury or illness of any person, regardless of their public status. Questions regarding this policy should be e-mailed to service@egpnews.com.